Mi comentario sobre “Declaración de París a favor de la Filosofía” emitida por la UNESCO en 1995

El foro en el cual surge esta declaración son las Jornadas Internacionales de estudio sobre “Filosofía y Democracia en el mundo”, allá por 1995 en París.

Si el tema de las Jornadas era Filosofía y Democracia, y  teniendo presente que “únicamente en la comunicación se alcanza el fin de la Filosofía”[i]; entonces con esta Declaración de París se cumplió de una manera magistral el verdadero fin de la Filosofía.

Democracia y Comunicación, ambos requieren un profundo respeto por el otro, pero sobre todo ambos requieren un profundo Amor por el Hombre.

La declaración es generadora de realidad. Esta declaración se realiza desde la conciencia y la fuerza de un protagonismo que no sólo no teme asumir su propio poder sino que lo abraza y lo pone al servicio de la humanidad, genera una visión para todos los hombres, una visión que se traducirá en nuevas realidades en el futuro, parte de las cuales es esta carrera en esta Universidad diseñada por nuestro Maestro querido, Dr. Maliandi.

La declaración no convoca a los que quieran saber. No convoca a los que quieran poseer. La Declaración convoca a quienes amen al Hombre y quieran ser partícipes, protagonistas, líderes, en el diseño de contextos de posibilidad para que “lo que siempre estuvo allí aparezca”.

Convoca a la práctica de la filosofía que “no excluye ninguna idea” y convoca a principios inusuales en el campo de las ciencias y de la educación: Comprensión, orientación del quehacer humano, pensar con independencia, cuestionar nuestros razonamientos para comprobar su validez, examinar rigurosamente los ajenos, reflexión, resistencia a la propaganda, asumir responsabilidades para las grandes cuestiones del mundo.

Adhiero profundamente a vincular la filosofía con la formación académica o profesional en todos los campos, accesibilidad de libros y contenidos para un amplio público, fomento de situaciones en la que se CELEBREN libremente debates e iniciativas para el mayor número de personas posibles.

Abrirse a las distintas culturas, comparar lo que cada una pueda aportar y discernir qué nos acerca y que nos aleja.

Renuncia a establecer juicios definitivos. Defiende la libertad.

Esta declaración abre nuevos mundos. Y nosotros somos de sus primeros pobladores.

Gracias. A los que estuvieron allí. Y a los que estuvieron aquí. Y en particular, al Dr. Maliandi, por traer a la realidad esta declaración a nuestra Universidad. Y por el privilegio de ser sus discípulos.

[i] Karl Jaspers, “La Filosofía” Cap II “La comunicación entre los hombres” pag 23.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s